Enfermedad diarreica en el paciente pediátrico: etiología de la infección

Google+ Pinterest Respuesta Tumblr +

Epidemiología de la enfermedad diarreica en pediatría

La enfermedad diarreica en el paciente pediátrico ocasiona la muerte de 525 mil niños cada año. Esto de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el pasado, la deshidratación y la pérdida de líquidos eran las principales causas de muerte por diarrea. En la actualidad, cada vez es más frecuente que las infecciones bacterianas sean responsables de una proporción mayor de muertes relacionadas con la diarrea. Los niños malnutridos o inmunodeprimidos son los que presentan mayor riesgo de enfermedades diarreicas potencialmente mortales.

Con frecuencia se considera la existencia de diarrea cuando hay más de dos deposiciones de menor consistencia o una deposición de menor consistencia con presencia de sangre, en un periodo de 24 horas. Esta definición puede ser imprecisa, por la variabilidad en el volumen, frecuencia y consistencia de deposiciones en el paciente pediátrico. Es necesario tener en cuenta la edad, ya que la frecuencia de las deposiciones es mayor en niños menores de tres meses. Además, el ritmo intestinal puede cambiar con el tipo de alimentación. Es especialmente relevante que hay escasos datos de referencia del volumen fecal a las distintas edades.

La mortalidad por enfermedad diarreica en el paciente pediátrico es más frecuente en países en vías de desarrollo. No obstante, en los países industrializados, a pesar de mejores condiciones sanitarias, la gastroenteritis aguda sigue siendo una de las primeras causas de morbilidad infantil y de demanda de atención sanitaria.

Enfermedad diarreica en el paciente pediátrico: gastroenteritis

Patógenos causantes de enfermedad diarreica

La presentación clínica y el curso de la enfermedad depende de la etiología de la enfermedad diarreica y del huésped. Desde el descubrimiento en 1972 del virus Norwalk, primer virus identificado como agente etiológico de gastroenteritis en humanos, se ha definido cuatro grandes categorías de estos virus: rotavirus, astrovirus, adenovirus entéricos y calicivirus humano.

Los rotavirus constituyen el principal agente etiológico productor de diarrea en la infancia. Además, se asocia con una forma más grave de la enfermedad. Este patógeno con frecuencia infecta a la mayoría de la población infantil durante los cuatro primeros años de vida. Los enterovirus también pueden causar infecciones gastrointestinales y se encuentran entre las razones más comunes de la visitas al pediatra. Finalmente, los adenovirus entéricos, calicivirus y astrovirus producen un cuadro clínico más leve.

Respecto a la etiología bacteriana, los agentes predominantes son Salmonella spp y Campylobacter spp, seguidos de Shigella spp, Aeromona spp y Yersinia spp. En la mayoría de estudios epidemiológicos infantiles estos patógenos son detectados con mayor frecuencia en pacientes con gastroenteritis tratados de forma ambulatoria. La dificultad de estudio en heces de las distintas variedades de E. coli hace que se disponga de escasos datos sobre su incidencia. Finalmente, parásitos como Giardia, Cryptosporidium y Cyclospora se ha relacionado con enfermedad diarreica crónica.

Manejo de la enfermedad diarreica en el paciente pediátrico

Según datos de la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en países emergentes como México la enfermedad diarreica en el paciente pediátrico sigue constituyendo una de las principales causas de morbimortalidad en menores de cinco años. Además, es un factor importante de desnutrición.

Se estima que los menores de tres años presentan en promedio desde 0.5 hasta tres episodios diarreicos cada año. Por lo tanto, que un profesional de la salud atienda a este grupo etario podría generar grandes cantidades de consultas de este tipo, en las que se debe brindar un tratamiento basado en la sospecha clínica. El abordaje diagnóstico será fundamental puesto que de éste depende el tipo de medicamentos o tratamiento general.

La terapéutica que se utilice podría tener importantes implicaciones que, lejos de influir solamente en la progresión de la enfermedad y su pronóstico, podrían tener otro tipo de consecuencias a futuro. Por ejemplo, si en vez de indagar sobre una posible etiología viral de los casos (que es una de las principales causas) se administra antibióticos asumiendo que se trata de un cuadro bacteriano. Esto no solo estaría predisponiendo al paciente a nuevas infecciones al causar una disbiosis de la microbiota intestinal y contribuyendo negativamente al alarmante fenómeno de resistencia antimicrobiana, sino que también se podría estar incrementando la epidemia global de obesidad al aumentar el riesgo de una programación metabólica obesogénica en sujetos expuestos a antibióticos en forma temprana.

Panel gastrointestinal para la identificación de patógenos causantes de gastroenteritis

PCR: Panel gastrointestinal

¿Cómo se puede tener la certeza sobre la etiología de la infección?

Es fundamental distinguir si la etiología de la infección es viral o bacteriana. El uso indiscriminado de antibióticos puede causar daño al paciente debido al efecto devastador en la microbiota intestinal. La microbiota intestinal es un importante mecanismo de protección.

Una alternativa vigente es la PCR múltiple anidada. El panel gastrointestinal permite identificar a la gran mayoría de los microorganismos causantes de gastroenteritis, por lo que mediante una sola prueba, cuyo resultado se obtiene en cerca de una hora, se puede tener certeza sobre el origen de la infección y con ello brindar un tratamiento específico.

Si se sospecha de infección por enfermedad diarreica en el paciente pediátrico, un panel gastrointestinal es una opción viable. Esto evita solicitar muchas pruebas costosas y tardadas para determinar el agente causal.  Con esta alternativa de diagnóstico es posible identificar el patógeno con una sola prueba, desde la primera vez.

Todo diagnóstico: tu opinión es importanteTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Todo Diagnóstico es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Díaz Mora, J. J. et al. DIARREA AGUDA: EPIDEMIOLOGÍA, CONCEPTO, CLASIFICACIÓN, CLÍNICA, DIAGNÓSTICO, VACUNA CONTRA ROTAVIRUS. Arch. Venez. Pueric. Pediatr. 77, 29–40 (2014).

Suero Toledano, P. & García-Tornel Florensa, S. Diarrea en el niño. Farm. Práctica 30, 74–78 (2011).

OPS, O. P. de la S. Tratamiento de la diarrea – Manual Clínico para los Servicios de Salud. 80 (2008).

Stuempfig, N. & Seroy, J. Viral Gastroenteritis. in StatPearls [Internet]. (StatPearls Publishing, 2019).

Yoon, M. Y. & Yoon, S. S. Disruption of the Gut Ecosystem by Antibiotics. Yonsei Med. J. 59, 4 (2018).

Azad, M. B., Moossavi, S., Owora, A. & Sepehri, S. Early-Life Antibiotic Exposure, Gut Microbiota Development, and Predisposition to Obesity. in Nestle Nutrition Institute Workshop Series 88, 67–79 (2017).

Buss, S. N. et al. Multicenter Evaluation of the BioFire FilmArray Gastrointestinal Panel for Etiologic Diagnosis of Infectious Gastroenteritis. J. Clin. Microbiol. 53, 915–925 (2015).

Stockmann, C. et al. How well does physician selection of microbiologic tests identify Clostridium difficile and other pathogens in paediatric diarrhoea? Insights using multiplex PCR-based detection. Clin. Microbiol. Infect. 21, 179.e9-179.e15 (2015).

Rand, K. et al. Multiplex Gastrointestinal Pathogen Panels : Implications for Infection Control. Diagn. Microbiol. Infect. Dis. 82, 154–157 (2015).

Enriqueta Román Riechmann et al.. (N/A). Diarrea aguda . 4 de junio de 2019, de Asociación Española de Pediatría Sitio web: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/diarrea_ag.pdf

WHO. (2017). Enfermedades diarreicas. 4 de junio de 2019, de World Health Organization Sitio web: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diarrhoeal-disease

Compartir en:

Sobre el Autor

Escríbenos