Cuándo se debe realizar un hemocultivo

Google+ Pinterest Respuesta Tumblr +

Qué es un hemocultivo

Un hemocultivo es una prueba de laboratorio que consiste en tomar una muestra de sangre que se inocula en frascos que contienen medios de cultivo. Esto con el fin de determinar si los microorganismos causantes de la infección (bacterias u hongos) están presentes en el torrente sanguíneo del paciente. Es muy importante saber cuándo se debe realizar un hemocultivo. Esto con el fin de iniciar el tratamiento lo antes posible. Asimismo, es fundamental conocer y promover las buenas prácticas de recolección de sangre. De esta manera, se podrá reducir el número de falsos positivos, y las complicaciones asociadas con las malas prácticas de recolección.

El hemocultivo es el estándar para el diagnóstico de infecciones del torrente sanguíneo. En otras palabras, es la herramienta diagnóstica más utilizada para la detección de bacteriemia y fungemia. Un hemocultivo busca:

  • Confirmar la presencia de microorganismos en el torrente sanguíneo
  • Identificar la etiología microbiana de la infección
  • Ayudar a determinar la fuente de la infección
  • Proporcionar un organismo para pruebas de susceptibilidad y optimización de la terapia antimicrobiana

Cuándo se debe realizar un hemocultivo: recolección para un cultivo de sangre

La correcta realización de un hemocultivo y la obtención de resultados rápidos, tiene implicaciones importantes. Por ejemplo, un hemocultivo positivo establece o confirma que existe una etiología infecciosa para la enfermedad. También proporciona el agente etiológico para las pruebas de sensibilidad antimicrobiana, lo cual permite la optimización del uso de antibióticos.

La sepsis es uno de los desafíos más importantes en la atención crítica. Por lo tanto, un diagnóstico temprano es un factor decisivo para determinar los resultados del paciente. La identificación temprana de patógenos en la sangre puede ser un paso crucial para asegurar una terapia adecuada.

También te puede interesar: Superbacterias, problemática y estrategias para combatir la resistencia a los antimicrobianos

Sepsis, terapia antimicrobiana y hemocultivos

Los hemocultivos se utilizan para detectar la presencia de bacterias u hongos en la sangre. Asimismo, para identificar el tipo de patógeno presente y para guiar el tratamiento. Se trata de una herramienta de diagnóstico fundamental para identificar una infección de la sangre (septicemia) que puede conducir a sepsis, una complicación grave y potencialmente mortal.

Las personas con sospecha de septicemia a menudo se tratan en unidades de cuidados intensivos, por lo que las pruebas se realizan en un hospital.

La sepsis es un proceso inflamatorio complejo que se reconoce como una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo. Se estima que a nivel global, cada año hay 19 millones de casos de sepsis . Esto significa que la sepsis causa una muerte cada cuatro segundos. Por lo tanto,  saber cuándo se debe realizar un hemocultivo puede salvar muchas vidas. El diagnóstico y tratamiento rápido de la sepsis es vital.

La probabilidad de supervivencia disminuye drásticamente a medida que se retrasa el inicio del tratamiento. Si un paciente recibe la terapia antimicrobiana dentro de la primera hora del diagnóstico, las probabilidades de supervivencia son cercanas al 80%. Mientras que esto se reduce en un 7.6% por cada hora posterior. Además, si un paciente recibe un tratamiento antimicrobiano inadecuado, tiene cinco veces menos probabilidades de sobrevivir.

Cuándo se debe realizar un hemocultivo: sepsis, infección en el torrente sanguíneo

Saber cuándo se debe realizar un hemocultivo y actuar rápido para brindar una terapia antibiótica adecuada dentro de las primeras 24 a 48 horas conduce a:

  • Disminución de la mortalidad relacionada con la infección (20-30%)
  • Recuperación temprana y menor duración de la estancia hospitalaria
  • Menos riesgo de efectos adversos
  • Riesgo reducido de resistencia a los antimicrobianos
  • Reducción de costos (duración de la estancia, terapia, pruebas de diagnóstico)

Cuándo se debe realizar un hemocultivo: síntomas

Un hemocultivo siempre debe solicitarse cuando se sospecha una infección del torrente sanguíneo o sepsis.

Los síntomas clínicos en un paciente que pueden llevar a sospechar una infección del torrente sanguíneo son:

Es importante tener en cuenta que los síntomas de sepsis pueden ser mínimos o estar ausentes en personas muy jóvenes o de edad avanzada. Además, no todos los síntomas enumerados anteriormente son indicativos de sepsis. Por ejemplo, la fiebre de bajo grado dentro de las 24 horas posteriores a una cirugía no es específica para la septicemia.

Cuándo se debe realizar un hemocultivo: recolección

Los hemocultivos deben recogerse:

  • Tan pronto como sea posible después del inicio de los síntomas clínicos
  • Idealmente, antes de la administración de terapia antimicrobiana

Si el paciente ya está en terapia antimicrobiana, la recuperación de microorganismos puede aumentar si se recolecta la sangre inmediatamente antes de administrar la siguiente dosis. Asímismo, si se inocula la sangre en frascos que contienen medios especializados de neutralización antimicrobiana.

La recuperación óptima de bacterias y hongos de la sangre depende de cultivar un volumen adecuado de sangre. La recolección de una cantidad suficiente de sangre mejora la detección de patógenos presentes en bajas cantidades. Esto es esencial por ejemplo, cuando se sospecha una infección endovascular (como endocarditis).

Los frascos de hemocultivo están diseñados para adaptarse a la proporción de sangre recomendada (1:5 a 1:10) con un volumen de sangre óptimo. Los sistemas comerciales de hemocultivo que monitorean continuamente pueden usar una proporción menor (<1:5) debido a la adición de polianetolesulfonato de sodio (SPS) que inactiva las sustancias inhibitorias que están presentes en la sangre.

Inoculación de bacterias para un hemocultivo

El volumen de sangre que se obtiene para cada grupo de hemocultivos es la variable más significativa en la recuperación de microorganismos de pacientes con infecciones del torrente sanguíneo.

Recolección de sangre para hemocultivo de adulto

El volumen de sangre recomendado para la realización de un hemocultivo de adulto es de 20 a 30 mililitros (ml)

Dado que cada serie de hemocultivo incluye un frasco aerobio y uno anaerobio, cada frasco debe inocularse con aproximadamente 10 ml de sangre. Este volumen se recomienda para optimizar la recuperación de patógenos cuando la carga bacteriana o fúngica es menor que una unidad formadora de colonias​​​​ (UFC) por mililitro de sangre.

Cuándo se debe realizar un hemocultivo: frasco de hemocultivoEn general, también se recomienda que se utilicen dos o tres juegos de frascos por episodio séptico (dos frascos por juego). Esto significa que para adultos el volumen de sangre extraída va de 40 a 60 ml para los cuatro a seis frascos, con 10 ml por frasco.

Por cada mililitro adicional de sangre cultivada, el rendimiento de los microorganismos recuperados de la sangre adulta aumenta en proporción directa hasta 30 ml. Esta correlación está relacionada con el número relativamente bajo de UFC en un mililitro de sangre adulta.

Recolección de sangre para hemocultivo pediátrico

Es especialmente relevante considerar cuándo se debe realizar un hemocultivo en el ámbito pediátrico y cuál debe ser el volumen recolectado. El volumen óptimo de sangre que se obtiene de bebés y niños está menos prescrito. Sin embargo, los datos disponibles indican que el rendimiento de patógenos también aumenta en proporción directa al volumen de sangre cultivada.

El volumen de sangre recomendado para la recolección debe basarse en el peso del bebé y debe usarse un frasco aerobio, a menos que se sospeche de una infección anaerobia.

Cuándo se debe realizar un hemocultivo: volúmenes ugeridos para hemocultivos pediátricos

Dado que las bacterias y los hongos pueden no estar presentes constantemente en el torrente sanguíneo, la sensibilidad de un solo grupo de hemocultivos es limitada.

Cuándo se debe realizar un hemocultivo: características clínicas

En general, debe considerarse la realización de un hemocultivo en cualquier paciente con las siguientes características:

  • Fiebre de origen desconocido
  • Sepsis
  • Neumonía
  • Fiebre en paciente inmunosuprimido
  • Fiebre y viajes recientes al extranjero
  • Endocarditis bacteriana
  • Alteración del estado de alerta o delirio
  • Fiebre más evidencia de infección en cirugía reciente
  • Fiebre en paciente neutropénico
  • Meningitis
  • Osteomielitis
  • Artritis séptica
  • Peritonitis
  • Fiebre tifoidea

Cómo se debe realizar un hemocultivo

Los hemocultivos solo deben ser recolectados por miembros del personal médico que hayan recibido capacitación del procedimiento de recolección y cuya competencia en la recolección de hemocultivos se haya evaluado.

El objetivo del protocolo para la recolección de hemocultivos es prevenir la contaminación con organismos de la piel. El proceso recomendado basado en las recomendaciones de la OMS y el Departamento de Salud del Reino Unido es el siguiente:

  1. Lavarse las manos con agua y jabón o con otro desinfectante apropiado.
  2. Antes de la recolección, asegurarse de tener todo lo necesario para recolectar muestras de hemocultivo, incluida una caja para desecho.
  3. Aplicar el torniquete y palpar la piel para encontrar una vena adecuada.
  4. Limpiar a fondo la piel del paciente antes de la punción venosa. Usar clorhexidina al 2% en alcohol isopropílico y povidona yodada al 70%. Después, utilizar alcohol etílico al 70% para desinfectar la piel y dejar secar.
  5. No volver a tocar la piel ya que puede contaminar el área previamente desinfectada.
  6. Retirar la tapa de plástico de la parte superior del frasco de hemocultivo y limpiar la tapa del tapón de goma con alcohol isopropílico al 70% y clorhexidina al 2%. Dejar secar durante 30 segundos.
  7. Lavarse nuevamente las manos con alcohol o agua y jabón,  y aplicar guantes no estériles.
  8. Recolectar el volumen adecuado de sangre según el frasco que se va a inocular (seguir las instrucciones del fabricante).
  9. Aplicar presión en el sitio de punción para lograr la hemostasia. Retirar el torniquete y cubrir el sitio de punción con un apósito adecuado.
  10. Inocular los frascos de hemocultivo.
  11. No cambiar la aguja entre la recolección y la inoculación. Esto aumenta el riesgo de lesiones por punción y de contaminación del hemocultivo.
  12. Desechar los objetos punzantes en la caja de desecho y lavar una vez más las manos.
  13. Etiquetar apropiadamente los frascos.

Protocolo para la recolección de sangre para hemocultivos

Resultados de un hemocultivo

Dos o más hemocultivos positivos para las mismas bacterias u hongos significan que la persona examinada probablemente tenga una infección de la sangre con ese microbio.

Las infecciones de la sangre son graves y deben tratarse de inmediato. La sepsis es una complicación que puede poner en peligro la vida, especialmente en personas con sistema inmunológico debilitado. Si se sospecha sepsis se puede comenzar a administrar vía intravenosa antibióticos de amplio espectro. Esto mientras se espera los resultados de las pruebas de sensibilidad o de hemocultivo. Cuando los resultados estén disponibles, el tratamiento puede cambiarse a un agente antimicrobiano que sea más específico para las bacterias u hongos detectados.

Si un grupo de hemocultivos es positivo y uno negativo, puede significar que hay una infección o un contaminante en la piel. En este caso, el médico considerará el estado clínico de la persona y el tipo de bacteria u hongo encontrado antes de hacer un diagnóstico.

Las series de hemocultivos negativos después de varios días (a menudo reportados “sin crecimiento”) significan que la probabilidad de que una persona tenga una infección de la sangre causada por bacterias u hongos es baja. Sin embargo, si los síntomas persisten, como una fiebre que no desaparece, es posible que se requiera pruebas adicionales.

Si se sospecha que una infección viral es la causa de los síntomas, entonces deberá realizarse otras pruebas de laboratorio.

Tal vez te pueda interesar: Seguridad biológica en el laboratorio

Contaminación del hemocultivo

Contaminación de hemocultivo por catéter venoso centralLa contaminación del hemocultivo puede ocasionar dificultad para interpretar los resultados del hemocultivo y una terapia antibiótica innecesaria. La prevención de la contaminación se puede lograr a través de la capacitación adecuada del personal involucrado en la recolección de hemocultivos.

Es especialmente relevante que la recolección a través de una línea venosa o arterial central se recomienda solo para el diagnóstico de sepsis relacionada a catéter. Los hemocultivos recolectados por catéter venoso central son propensos a la contaminación a menos que se tomen meticulosamente.

Una vez hecha la recolección, los frascos para sistemas automatizados deben colocarse en la máquina tan pronto como sea posible. Debe evitarse la incubación previa de los frascos y si es inevitable que se produzcan retrasos, es fundamental mantenerlos a temperatura ambiente. En todos los casos, se deben seguir los procedimientos recomendados por el fabricante.

Todo diagnóstico: tu opinión es importanteTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Todo Diagnóstico es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

bioMérieux, Inc. . (2018). Blood Culture: A key investigation for diagnosis of bloodstream infections. 12 de abril de 2019, de bioMérieux, Inc. Sitio web: https://www.biomerieux-usa.com/sites/subsidiary_us/files/blood_culture_booklet_-_prn_16_0097a_00_mk_approved13jul161.pdf

Canterbury District Health Board.. (2015). BLOOD CULTURES-When and How to take them. 12 de abril de 2019, de Canterbury District Health Board. Sitio web: https://edu.cdhb.health.nz/Hospitals-Services/Health-Professionals/Education-and-Development/Self-Directed-Learning/Documents/Procedure-for-taking-Blood-Culture-%20%20Feb-2015.pdf

AACC. (2017). Blood Culture. 12 de abril de 2019, de American Association for Clinical Chemistry Sitio web: https://labtestsonline.org/tests/blood-culture

Mitul Patel. (2016). Utility of blood culture in sepsis diagnostics. 12 de abril de 2019, de Department of Microbiology, Birmingham Children’s Hospital Sitio web: http://www.jacmjournal.org/article.asp?issn=0972-1282;year=2016;volume=18;issue=2;spage=74;epage=79;aulast=Patel

The National Archives Kew, Richmond, Surrey UK. (2010). Taking Blood Cultures. A summary of Best Practice . 12 de abril de 2019, de The National Archives Kew, Richmond, Surrey UK Sitio web:
https://webarchive.nationalarchives.gov.uk/20120118171812/http://hcai.dh.gov.uk/files/2011/03/Document_Blood_culture_FINAL_100826.pdf

Clinical Excellence Commission. (2016). Sepsis Kills. Adult blood culture guideline. 12 de abril de 2019, de Clinical Excellence Commission, Australia Sitio web: http://www.cec.health.nsw.gov.au/__data/assets/pdf_file/0005/259412/adult-blood-culture-guideline-updated-sept2016.pdf

¡Califica nuestro artículo!

0%
0%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado, o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (2 Votos)
    5.8
Compartir en:

Escríbenos