fbpx

Requisitos de las muestras para hemocultivos

Google+ Pinterest Respuesta Tumblr +

Qué es un hemocultivo

El hemocultivo es una herramienta de diagnóstico esencial que descubre si un paciente tiene sepsis o una infección sistémica. La muestra de sangre se examina en un laboratorio para detectar microorganismos para el diagnóstico de bacteriemia, endocarditis infecciosa y otras afecciones asociadas con fiebre de origen desconocido. En esta entrada te decimos lo esencial sobre los requisitos de las muestras para hemocultivos.

La mortalidad por bacteriemia está relacionada con el tipo de organismo aislado y la naturaleza de cualquier enfermedad subyacente. Los resultados positivos tempranos de un hemocultivo pueden proporcionar información diagnóstica valiosa en la que se puede basar la terapia antimicrobiana adecuada.

Diagnóstico de sepsis por hemocultivo

La sepsis es un proceso inflamatorio complejo. La identificación rápida y precisa de las bacterias u hongos que causan infecciones del torrente sanguíneo proporciona información clínica vital necesaria para diagnosticar y tratar la sepsis. Se estima que hay aproximadamente 19 millones de casos de sepsis en todo el mundo cada año, lo que significa que la sepsis causa una muerte cada tres o cuatro segundos. Ver artículo: Procalcitonina,  biomarcador indicativo de sepsis bacteriana.

El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado marcan una diferencia fundamental cuando se trata de mejorar los resultados de los pacientes con sepsis. Las posibilidades de supervivencia disminuyen drásticamente cuanto más se retrasa el inicio del tratamiento. Como resultado, es importante saber los requisitos de las muestras para hemocultivos, así como cuestiones particulares relacionadas con cómo recolectar hemocultivos y cuánto tiempo de incubación se recomienda.

Si un paciente recibe terapia antimicrobiana dentro de la primera hora después del diagnóstico, las posibilidades de supervivencia son cercanas al 80%. Esto se reduce en un 7,6% por cada hora posterior. Sin embargo, si un paciente recibe inicialmente un tratamiento antimicrobiano inadecuado, tiene cinco veces menos probabilidades de sobrevivir.

Diagnóstico de sepsis por hemocultivo

ARTÍCULO RELACIONADO: Genes de resistencia, mecanismos de resistencia antimicrobiana

Requisitos de las muestras para hemocultivos

Siempre se debe solicitar un hemocultivo cuando se sospecha de una infección del torrente sanguíneo o sepsis. Es necesario que se solicite la recolección de una muestra de sangre del paciente:

  • Tan pronto como sea posible después del inicio de los síntomas clínicos
  • Idealmente, antes de la administración de la terapia antimicrobiana

Si el paciente ya está en terapia antimicrobiana, la recuperación de microorganismos puede incrementarse recolectando la muestra de sangre inmediatamente antes de administrar la siguiente dosis e inoculando la sangre en frascos que contengan medios de neutralización antimicrobianos especializados.

Una de las partes a considerar en los requisitos de las muestras para hemocultivos es que estas deben transportarse al laboratorio lo antes posible. Preferentemente dentro de las cuatro horas posteriores a la recolección. Se trata de muestras urgentes, y si el transporte se retrasa, no se debe guardar en el refrigerador.

Las muestras de sangre para hemocultivos deben recolectarse antes del inicio de cualquier tratamiento antimicrobiano y tan pronto como sea posible después de un pico de fiebre.

¿Qué volumen de sangre se debe recolectar?

La recuperación óptima de bacterias y hongos de la sangre depende del cultivo de un volumen de sangre adecuado. La recolección de una cantidad suficiente de sangre mejora la detección de patógenos presentes en pequeñas cantidades. Esto es esencial cuando se sospecha una infección endovascular.

Los frascos de hemocultivo están diseñados para adaptarse a la proporción de volumen de sangre de muestra recomendado (1: 5 a 1:10). Los sistemas comerciales de hemocultivo de monitorización continua pueden utilizar una proporción de sangre menor (<1: 5) debido a la adición de polianetol sulfonato de sodio (SPS) que inactiva las sustancias inhibidoras que están presentes en la sangre.

Es importante que el remitente aclare al laboratorio el lugar de recolección de la muestra de sangre y también si la muestra es de un paciente de alto riesgo.

Volumen de sangre que se debe recolectar para una nuestra de hemocultivo

Hemocultivo en paciente adulto

Para un adulto, el volumen de sangre recomendado por cultivo es de 20 a 30 ml.

Debido a que cada juego incluye una botella aeróbica y una anaeróbica, cada botella debe inocularse con aproximadamente 10 ml de sangre. Este volumen se recomienda para optimizar la recuperación de patógenos cuando la carga bacteriana o fúngica es inferior a una unidad formadora de colonias (UFC) por ml de sangre, que es un hallazgo común.

Por lo general, también se recomienda que se utilice dos o tres juegos de frascos (dos frascos por juego) por episodio séptico. Es decir, para adultos, de 40 a 60 ml de sangre extraída del paciente para los 4 a 6 frascos, con 10 ml por frasco.

Por cada mililitro adicional de sangre en el hemocultivo, el rendimiento de microorganismos recuperados de sangre adulta aumenta en proporción directa hasta 30 ml. Esta correlación está relacionada con el número relativamente bajo de UFC en un mililitro de sangre adulta.

Hemocultivo en paciente pediátrico

El volumen óptimo de sangre que se obtiene de lactantes y niños está menos prescrito. No obstante, los datos disponibles indican que la producción de patógenos también aumenta en proporción directa al volumen de sangre cultivada.

El volumen de sangre recomendado para recolectar debe basarse en el peso del paciente. Por otro lado, debe usarse una botella aeróbica, a menos que se sospeche una infección anaeróbica.

Los frascos de hemocultivo especialmente formulados están disponibles comercialmente para su uso en niños menores de dos años. Están diseñados específicamente para mantener la proporción habitual de sangre (1: 5 a 1:10) con volúmenes de sangre más pequeños. Además, se ha demostrado que mejoran la recuperación microbiana.

¿Cuántos conjuntos de hemocultivos hacer?

Dado que es posible que las bacterias y los hongos no estén presentes constantemente en el torrente sanguíneo, la sensibilidad de un único conjunto de hemocultivos es limitada.

Un estudio investigó la sensibilidad acumulativa de los hemocultivos obtenidos secuencialmente durante 24 horas. Para el análisis se utilizó sistemas de hemocultivo de monitorización continua. Se observó que el rendimiento acumulado de patógenos de tres conjuntos de hemocultivo (2 frascos por conjunto), con un volumen de sangre de 20 ml en cada conjunto (10 ml por frasco), fue del 73,1% con el primer conjunto, 89,7% con los primeros dos conjuntos y 98,3% con los primeros tres conjuntos. Sin embargo, para lograr una tasa de detección superior a 99% de las infecciones del torrente sanguíneo, se puede necesitar hasta cuatro conjuntos de hemocultivos.

Con frecuencia hay al menos un contaminante presente en algún frasco de un conjunto de frascos de hemocultivo. Esto a diferencia de una verdadera infección del torrente sanguíneo, en la que varios frascos o conjuntos de hemocultivos serán positivos.

Si se toma de dos a tres conjuntos y los cultivos siguen siendo negativos después de 24 a 48 horas de incubación, y el paciente todavía está potencialmente séptico; se pueden recolectar de dos a tres cultivos adicionales, como se indica en el siguiente diagrama:

Requisitos para muestras de hemocultivos: número recomendado de conjuntos de hemocultivos

¿Qué medio utilizar para las muestras para hemocultivos?

Los microorganismos que causan infecciones del torrente sanguíneo son muy variados (aerobios, anaerobios, hongos, microorganismos fastidiosos, etcétera). Además de los elementos nutritivos, pueden requerir factores de crecimiento específicos o una atmósfera especial. En los casos en que el paciente está recibiendo terapia antimicrobiana, se debe utilizar medios especializados con capacidad de neutralización de antibióticos. Se ha demostrado que los medios de neutralización de antibióticos aumentan la recuperación y proporcionan un tiempo de detección más rápido que los medios estándar.

  • Se recomienda que cada conjunto de hemocultivo de rutina para adultos incluya frascos de hemocultivo aeróbicos y anaeróbicos emparejados.
  • La sangre extraída debe dividirse en partes iguales entre los frascos aeróbicos y anaeróbicos.
  • Si no se usa una botella anaeróbica, siempre debe reemplazarse por una botella aeróbica adicional para asegurar que se cultive un volumen de sangre suficiente.

Muestras de patógenos para hemocultivos

Seguir al pie de la letra los requisitos de las muestras para hemocultivos contribuye a confirmar oportunamente la presencia de microorganismos en el torrente sanguíneo y ayudar a determinar la fuente de infección.

Un medio de hemocultivo debe ser:

  • Lo suficientemente sensible para recaudar:
  1. Una amplia gama de microorganismos clínicamente relevantes e incluso los más exigentes (Neisseria, Haemophilus, Shigella, etcétera)
  2. Microorganismos que liberan pequeñas cantidades de CO2 (Brucella, Acinetobacter…)
  • Versátil, capaz de proporcionar un resultado para todo tipo de recolección de muestras (adultos, lactantes, pacientes en tratamiento con antibióticos, fluidos corporales estériles, etcétera.)

¿En qué momento se debe tomar la muestra?

Los estudios han demostrado que el intervalo de tiempo entre la recolección de dos muestras de hemocultivo no se considera un factor crítico ya que el rendimiento diagnóstico sigue siendo el mismo. Sin embargo, debe indicarse la hora de recolección. Es fundamental una estricta técnica aséptica.

Si se solicita más de un cultivo, las muestras deben extraerse por separado con una diferencia mínima de 30 minutos. Esto con el fin de descartar la posibilidad de bacteriemia transitoria por automanipulación de las mucosas de la boca del paciente, causadas por el cepillado de los dientes o por irritaciones locales provocadas por rascarse la piel.

Sospechas clínicas

  • Sospecha de sepsis, meningitis, osteomielitis, artritis, listeriosis o neumonía bacteriana aguda no tratada: obtener dos hemocultivos de dos sitios diferentes, como brazos izquierdo y derecho.
  • Fiebre de origen desconocido como la causada por un absceso oculto: obtener dos hemocultivos inicialmente. Si son negativos, realizar dos más de 24 a 36 horas después. El rendimiento más allá de tres o cuatro cultivos es prácticamente nulo en esta condición.
  • Sospecha de fiebre tifoidea temprana y brucelosis: cuatro hemocultivos durante 24 a 36 horas debido a la bacteriemia de bajo grado involucrada en estas enfermedades que rara vez se observan.
  • Endocarditis (endocarditis infecciosa aguda): obtener tres hemocultivos de tres sitios de punción venosa separados durante la primera hora a dos horas y comenzar la terapia antimicrobiana.
  • Sospecha de endocarditis infecciosa subaguda: tres hemocultivos dentro de las primeras 24 horas, idealmente dentro de intervalos no menores a una hora. Si todos son negativos a las 24 horas, realizar dos más. El rendimiento superior a cinco hemocultivos en casos de endocarditis subaguda y endocarditis es prácticamente nulo.

La principal dificultad en la interpretación de los hemocultivos es la posible contaminación por la flora cutánea. Esta dificultad puede reducirse notablemente prestando especial atención a los detalles de la preparación de la piel y la antisepsia antes de la recolección de la muestra para hemocultivo.

Fuentes de consulta:

Biomerieux USA. (2018). BLOOD CULTURE A key investigation for diagnosis of bloodstream infections. 18 de mayo de 2021, de Biomerieux USA Sitio web: https://www.biomerieux-usa.com/sites/subsidiary_us/files/blood_culture_booklet_-_prn_16_0097a_00_mk_approved13jul161.pdf

LabCorp. (2021). Blood Culture, Routine. 18 de mayo de 2021, de Laboratory Corporation of America Sitio web: https://www.labcorp.com/tests/008300/blood-culture-routine


Compartir en:

Sobre el Autor

Escríbenos