fbpx

El futuro de la atención médica: la experiencia del paciente

Google+ Pinterest Respuesta Tumblr +

¿Cómo será el futuro de la atención médica después de la pandemia?

El paradigma de la prestación de servicios de salud está cambiando y es probable que los cambios se aceleren en los próximos años. En este contexto, los hospitales, tradicionalmente los centros de los sistemas de prestación de servicios de salud, están buscando redefinirse. Como resultado, el futuro de la atención médica dentro de una década podría cambiar mucho de cómo lo conocemos ahora. Es decir, las visitas, consultas, tratamientos y las estadías hospitalarias serán diferentes.

En todo el mundo, las poblaciones están envejeciendo y sus necesidades de salud son cada vez más complejas. Al mismo tiempo, los avances tecnológicos están cambiando la atención de la salud. En esta entrada de Todo Diagnóstico exploramos cómo los hospitales innovarán en la próxima década (2030) y qué significará esto tanto para los pacientes como para los profesionales de la salud.

La experiencia del paciente

Un gran cambio en la experiencia del paciente será que por muchas cosas por las que se asiste a un hospital en este momento, no se irá en el futuro. En su lugar, lo haremos de forma remota, o podríamos ir a otro lugar que no sean las instalaciones hospitalarias del otro lado de la ciudad.

En el futuro se brindará mucha más atención a través de consultas por video. Con tecnologías existentes que permiten saber los signos vitales desde casa, en cualquier momento se puede tener información sobre el estado de salud de alguien. Será muy fácil colocar un poco de sangre en un pequeño adaptador que se conecte a un dispositivo móvil inteligente. Posteriormente el teléfono leerá el análisis de sangre. La presión arterial también podrá medirse cuando se ponga el dedo en el teléfono. ¿La temperatura? Igualmente se tomará automáticamente a través del teléfono inteligente.

Médicos en reunión, futuro de la atención médica

Visitas al hospital

En el futuro de la atención médica, en primer lugar, se hará una reserva en línea. Es decir, lo mismo que se haría para un vuelo de avión en este momento o para un evento de música. Primero se paga y se consigue el ticket, y después viene todo el evento.

Imagina una sala de espera de pacientes externos en un hospital oftalmológico. Hay muchas sillas. Esto es lo primero que estamos seguros que desaparecerá. Se podrá programar a las personas que necesiten acudir a consulta para que se presenten a la hora en que serán atendidos.

Habrá muchas interacciones entre los pacientes y los programas habilitados para inteligencia artificial. Puede suceder a través del teléfono móvil o dispositivo móvil que indicará a dónde se debe ir, quién es el médico al que se debe visitar y cuál es la próxima parada. También podría ser a través de algunas de las pantallas montadas en las paredes. Los profesionales de la salud reconocerán a un paciente en particular, por lo que cuando se acerquen, habrá un mensaje personalizado.

Estancias hospitalarias

Nos imaginamos que, en un futuro, el color de las paredes o las decoraciones de las habitaciones se podrían personalizar digitalmente. Esto en función de las preferencias de diferentes familias, y luego podría personalizarse según los escenarios críticos.

Al presentarse en el quirófano, lo más probable es que el cirujano sea un robot. Ahora, este es un concepto un poco aterrador. Si bien esto no será generalizado, sí será cada vez más común para procedimientos sencillos. Probablemente para 2030, las manos se verán como instrumentos ilegales. Pensaremos que es extraño poner dedos grandes, torpes y, a menudo, no particularmente higiénicos dentro del cuerpo humano. Incluso diremos: “Ew, extraña idea “. El robot lo hará de una manera mucho más precisa, lo que significará mucho menos daño a los tejidos circundantes, una cirugía mucho menos invasiva y estadías en el hospital significativamente más cortas.

La realidad virtual y algunas otras tecnologías serán una herramienta esencial en el futuro de la atención médica. Si miramos hacia adelante diez años más o menos, en muchos, muchos países del mundo, se podrá regresar a casa del hospital mucho más rápido.

Atención de salud del futuro tecnologías e inteligencia artificial

Profesionales de la salud del futuro

¿Cómo será el cirujano del 2030? Bueno, en definitiva tiene que ser alguien muy bueno en el uso de tecnologías digitales. Tal vez haya obtenido un primer título en robótica, en lugar de haberse formado necesariamente primero en medicina, y ciertamente habrá explorado cómo se utiliza la robótica en otras industrias, ya sea en la fabricación de automóviles o en las tiendas de comestibles, etc. Estas cosas serán más importantes que la capacidad de realizar esencialmente movimientos de motricidad fina con las manos.

En las escuelas de medicina se debería empezar a enseñar sobre digitalización en el espacio hospitalario. Se debe enseñar sobre los sistemas de tecnologías de la información y cómo los médicos pueden desempeñar un papel importante en la optimización del sistema. Asimismo, sobre los procesos y el reconocimiento del valor de la tecnología en la atención médica.

Cambio de paradigma

Para un mejor futuro de la atención médica se requiere un cambio de paradigma. La habilitación tecnológica, la digitalización y la automatización están afectando a las industrias de hoy de manera profunda. La prestación de servicios de salud no es una excepción. Por el lado de la oferta, ahora se pueden integrar una gran cantidad de nuevas tecnologías. Esto incluye: inteligencia artificial (IA), robótica, medicina de precisión, impresión 3-D, realidad aumentada y realidad virtual, genómica, telemedicina y más. La adopción de estas tecnologías está impulsada por necesidades inmediatas y por objetivos a más largo plazo. Una necesidad inmediata, por ejemplo, sería el control de costos y la optimización de la eficiencia. Mientras tanto, una necesidad a largo plazo sería una mayor precisión en el diagnóstico, menos errores y mejores resultados terapéuticos.

Por el lado de la demanda, las nuevas tecnologías han alterado las expectativas de los consumidores. Un número cada vez mayor de pacientes desea que los servicios de atención médica se brinden con mayor eficiencia y en entornos convenientes y cómodos. Como resultado, todo el paradigma de la prestación de atención está cambiando y es probable que los cambios en los próximos años sean significativos. Es en este contexto que los hospitales, tradicionalmente el centro de los sistemas de prestación de atención médica, buscan, o se ven obligados, a redefinirse a sí mismos.

Fuentes de consulta:

McKinsey. (2020). The future of hospital care: A better patient experience. 16 de febrero de 2021, de McKinsey Sitio web: https://www.mckinsey.com/featured-insights/the-next-normal/hospitals

Bo Chen, Penny Dash yNatasha Stern. (2020). Hospital care in 2030. 16 de febrero de 2021, de McKinsey Sitio web: https://www.mckinsey.com/industries/healthcare-systems-and-services/our-insights/hospital-care-in-2030

Compartir en:

Sobre el Autor

Escríbenos