El uso de internet para la detección de brotes epidémicos

Google+ Pinterest Respuesta Tumblr +

El uso de internet para la detección de brotes epidémicos

Con tanta información en internet sobre todos los temas imaginables, es natural que un gran número de personas recurra a Google u otros motores de búsqueda para obtener respuestas a preguntas sobre salud. Esto no es motivo de sorpresa. Lo que sí resulta muy interesante es el uso de internet para la detección de brotes epidémicos. Esto sucede cada vez con más frecuencia. Cuando un usuario hace una búsqueda en un buscador, esa información se recopila en una gran base de datos.

La detección temprana de epidemias es un objetivo importante de la vigilancia para permitir una intervención oportuna. No obstante, los datos de vigilancia tradicionales pueden no estar disponibles en el plazo requerido para el control epidémico agudo.

Los datos generados a partir de las búsquedas en motores de búsqueda se registra y puede utilizarse con fines de vigilancia. También se les usa con fines de marketing. Las fuentes específicas incluyen métricas de búsqueda en Internet, noticias en línea, datos de redes sociales y datos de blogs. La aplicación de estos datos para los sistemas de monitoreo de interés se denomina “difusión inmediata”. Esto es especialmente relevante, pues puede estimar la magnitud de los brotes en sus etapas prodrómicas y producir información oportuna.

Uso de internet para la detección de brotes epidémicos: bases de datos

El uso de internet para la detección de brotes epidémicos es una técnica casi en tiempo real que puede implementarse con la infraestructura y los recursos humanos existentes. Por lo tanto, este enfoque es cada vez más relevante en el contexto de los países con recursos limitados y sistemas de salud sobrecargados. Diversas investigaciones sugieren que los sistemas de vigilancia epidemiológica en internet pueden ser una herramienta útil.

Tal vez te pueda interesar: Diagnóstico molecular, tendencia y futuro de la atención médica

Relevancia de las enfermedades infecciosas y su detección temprana

Las enfermedades infecciosas emergentes presentan un desafío complejo para la salud pública y los gobiernos. Estos desafíos se han visto agravados por los cambios rápidos en los patrones de comportamiento humano y la globalización. El aumento de enfermedades infecciosas emergentes ha llevado a la necesidad de nuevas tecnologías para la salud y nuevos enfoques para la detección, seguimiento, notificación y respuesta. Los sistemas de vigilancia basados ​​en internet son un medio en desarrollo para monitorear condiciones de preocupación de salud pública. Esto incluye las enfermedades infecciosas emergentes.

Los sistemas de vigilancia basados ​​en Internet son congruentes con los enfoques de vigilancia tradicionales. Además, los enfoques basados ​​en internet son atractivos desde un punto de vida de logística y economía. Sin embargo, no tienen la capacidad de reemplazar los sistemas de vigilancia tradicionales. Por lo tanto, no deben verse como una alternativa, sino más bien como una extensión. Las investigaciones futuras deben centrarse en el uso de datos generados a través de los sistemas de vigilancia y respuesta basados ​​en internet para reforzar la capacidad de los sistemas de vigilancia tradicionales para enfermedades infecciosas emergentes.

La detección rápida es fundamental en el control y prevención de enfermedades infecciosas. Una forma de mejorar la detección temprana es monitorear las búsquedas en internet sobre temas de salud, las cuales son enviadas por millones de usuarios en todo el mundo cada día.

uso de internet para la detección de brotes epidémicos: persona enferma buscando en en internet

Google y la detección de enfermedades a través de internet

¿Puede Google predecir los brotes de enfermedades? La respuesta es sí, pero no es tan simple. Recurrir al motor de búsqueda de Google para encontrar respuestas sobre síntomas de salud es el primer paso.

En 2008, un equipo de Google se dio cuenta de que los términos de búsqueda como “resfriado”, “influenza“, “gripe” y “cómo tratar la gripe” podrían usarse de manera confiable como indicadores de los niveles de gripe en una región determinada. Este descubrimiento se utilizó para lanzar Google Flu Trends, una herramienta que usa datos de búsqueda de Google para estimar la actividad de la gripe en todo el mundo.

Uno de los objetivos era identificar los términos de búsqueda que se relacionan con la actividad de la gripe. Para ello Google trabajó con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Se comparó la popularidad de las consultas individuales de búsqueda de Google con datos históricos sobre los brotes de gripe.

Google Flu Trends es una herramienta que nació en 2008 con el objetivo de recabar datos para obtener la incidencia de gripe en un país determinado con una gran precisión

Google Flu Trends y la vigilancia epidemiológica de la influenza

Detección temprana de brotes epidémicos

El primer paso fue identificar los términos de búsqueda estrechamente relacionados. Entonces los investigadores de Google determinaron que los picos en las búsquedas en la red relacionadas con la gripe en realidad precedieron a los brotes informados por los CDC en aproximadamente dos semanas. Esto sugirió que la actividad de la red no era simplemente un seguimiento de la actividad de la gripe, sino que de hecho, podría servir para predecir los brotes regionales.

En 2011, Google utilizó los datos proporcionados por el Ministerio de Salud de Singapur y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para crear Google Dengue Trends. Esta herramienta funciona de la misma manera para ayudar a predecir y prepararse para los brotes del virus del dengue.

Un estudio publicado en 2013 en la revista The Lancet confirmó que el uso de internet para la detección de brotes epidémicos es relevante para identificar enfermedades como la influenza y el dengue una o dos semanas antes que los métodos tradicionales de notificación. Por lo general, estos métodos tradicionales dependen de profesionales de la salud que informan a autoridades como el CDC o la OMS. Esto solo después de que un número considerable de pacientes identificaron sus síntomas y acudieron al médico.

Por supuesto, hay límites para el uso de internet para la detección de brotes epidémicos. Probablemente el más obvio es que trabajan solo en áreas con acceso a internet y con una gran población heterogénea de usuarios. Además, las búsquedas en internet también son susceptibles a alertas falsas causadas por consultas no relacionadas con la enfermedad.

Detección temprana de brotes epidémicos gracias al internet y las bases de datos

Vigilancia epidemiológica a través de consultas en motores de búsqueda

Los sistemas de vigilancia epidemiológica tradicionales como los empleados por los CDC de Estados Unidos y el Sistema de Vigilancia de la Gripe en Europa (EISS), se basan en datos virológicos y clínicos. Esto incluye visitas al médico por enfermedades similares a la influenza. Los CDC publican semanalmente datos nacionales y regionales de estos sistemas de vigilancia. Por lo general, existe un retraso de información de una a dos semanas. Es especialmente relevante que en muchos países la demora es mayor y con frecuencia se detecta muy tarde la epidemia.

En un intento por lograr una detección rápida de enfermedades, se ha creado sistemas de vigilancia innovadores. Se cree que cada año, alrededor de 90 millones de adultos estadounidenses busca información en línea sobre enfermedades específicas o síntomas médicos. Esto hace que las consultas de búsqueda en internet sean una fuente de información valiosa sobre las tendencias de salud. Asimismo, comprueba que el uso de internet para la detección de brotes epidémicos es un tema que debe considerarse.

Ha habido otros intentos de utilizar el internet para la vigilancia de la influenza. Todos han contabilizado las búsquedas en diversos sitios. Se encontró había una correlación entre un conjunto de consultas de búsqueda de Yahoo que contenía las palabras “gripe” o “influenza” con los datos de vigilancia virológica y de mortalidad durante varios años.

El sistema propuesto por Google se basó en trabajos anteriores, usando un método para identificar búsquedas relacionadas con la influenza. Al procesar cientos de miles de millones de búsquedas individuales en cinco años de registros de búsqueda web de Google, el sistema genera modelos más completos para su uso en la vigilancia de la influenza. El uso generalizado de los motores de búsqueda puede permitir que se implemente estos y nuevos modelos en entornos internacionales.

Vigilancia epidemiológica de la influenza a través de búsquedas en internet

El “fracaso” de Google Flu Trends

Al momento de su lanzamiento, el sistema Google Flu Trends fue un proyecto innovador y prometía ser una herramienta útil. Sin embargo, con los años las cosas cambiaron. Expertos en big data notaron que Google Flu Trends era especialmente inexacto en los picos de la temporada de gripe. Es justo en ese periodo cuando las previsiones son más útiles. En la temporada 2012-2013 predijo el doble de visitas al médico que las registradas por los CDC. Mientras que en el periodo 2011-2012 se sobrestimó en más de un 50%.

El fracaso de este sistema demostró las debilidades y límites del uso de internet para la detección de brotes epidémicos. La falta de rigor científico y la escasa actualización de los algoritmos de selección de las palabras influyeron en este fracaso. Otros factores fueron no considerar la facilidad para manipular la información y confiar ciegamente en la cantidad de datos olvidando el método científico y la dificultad para predecir comportamientos sociales.

Varios expertos en big data (macrodatos) hicieron un análisis de los fallos de Google Flu Trends. Señalaron la “arrogancia” del big data, explicando que es la suposición implícita de que se puede sustituir la recopilación de datos, vigilancia y análisis tradicional, en lugar de complementar.

Límites de los sistemas de vigilancia en internet para la detección de brotes epidémicos

Google tiene más datos que nadie. En muchas ocasiones, el debate sobre el valor de los macrodatos se centra en la cantidad de datos. La realidad es que hay otros factores relevantes que se debe considerar. Por ejemplo, la forma en que se presenta los resultados cambia la forma de buscarlos. Es decir, factores como el autocompletado del buscador dificulta conocer con exactitud lo que iba a buscar el usuario. Probablemente el internauta iba a teclear “gripe en bebés”, pero al terminar de escribir la primera palabra el buscador le sugirió otras opciones que alteraron su intención.

Un gran obstáculo para la proliferación de Google Flu Trends fue saltar de la correlación a la predicción. Aunque se encuentre correlaciones significativas, estas pueden no ser suficientemente buenas para aventurarse a realizar una predicción.

La continuación de Google Flu Trends con mejoras y ajustes podría servir como modelo de colaboración para el bien público. Google está poniendo a disposición de los CDC y algunos grupos de investigación los datos de búsqueda relacionados con la influenza.

Límites de los sistema de vigilancia epidemiológica en internet

Conclusiones

Las epidemias de influenza y otras infecciones virales y bacterianas constituyen un importante problema de salud pública que causa millones de hospitalizaciones y muertes.

La proliferación de información pública disponible en internet proporciona una nueva vía para la vigilancia epidemiológica. Se ha desarrollado diferentes metodologías para recopilar datos de las búsquedas en internet. Algunos sistemas de vigilancia epidemiológica en internet ya se utiliza para mejorar la puntualidad de los sistemas de vigilancia tradicionales. Para mejorar la utilidad de los sistemas en línea, los atributos clave de puntualidad y precisión de los datos debe incluirse en futuras evaluaciones de estos sistemas.

Optimizar los sistemas de vigilancia en internet para una mayor precisión, podría servir para alertar a los gobiernos y hospitales para que se pueda tomar medidas preventivas.

Los informes tempranos de enfermedades respiratorias en los medios de comunicación de México estuvieron entre los primeros signos de la pandemia de influenza A H1N1 en el año 2009. Además, las fuentes de información no oficiales (internet) fueron un mecanismo crítico para el seguimiento de la pandemia. En la actualidad se continúa realizando estudios para evaluar la sensibilidad y la especificidad de las fuentes informales y para mejorar la detección de brotes de enfermedades emergentes.

Todo diagnóstico: tu opinión es importanteTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Todo Diagnóstico es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Jeremy Ginsberg et al.. (2009). Detecting influenza epidemics using search engine query data. 5 de junio de 2019, de Google Sitio web: http://static.googleusercontent.com/media/research.google.com/en/us/archive/papers/detecting-influenza-epidemics.pdf

Eligibility Team. (2019). The Most Googled Medical Symptoms by State. 5 de junio de 2019, de Eligibility.com Sitio web: https://eligibility.com/medicare/states-most-googled-medical-symptom

S.J. Yan, A.A. Chughtai, C.R. Macintyre. (2017). Utility and potential of rapid epidemic intelligence from internet-based sources. 5 de junio de 2019, de International Jorunal of Infectious Diseases. Sitio web: https://www.ijidonline.com/article/S1201-9712(17)30199-6/fulltext

Beth Brindle. (2014). Can Google predict disease outbreaks?. 5 de junio de 2019, de HowStuffWorks Sitio web: https://computer.howstuffworks.com/internet/basics/can-google-predict-disease-outbreaks.htm

Gabriel J Milinovich et al.. (2013). Internet-based surveillance systems for monitoring emerging infectious diseases. 5 de junio de 2019, de The Lancet Sitio web: https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(13)70244-5/

Madhur Verma et al.. (2018). Google Search Trends Predicting Disease Outbreaks: An Analysis from India. 5 de junio de 2019, de National Center for Biotechnology Information Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6230529/

Lawrence C. Madoff y John Brownstein. (2010). Rumors of pandemic: monitoring emerging disease outbreaks on the internet. 5 de junio de 2019, de The National Academies Press Sitio web: https://www.nap.edu/read/12799/chapter/11

David Lazer y Ryan Kennedy. (2015). What we can learn from the epic failure of Google Flu Trends. 5 de junio de 2019, de Wired Sitio web: https://www.wired.com/2015/10/can-learn-epic-failure-google-flu-trends/

Javier Salas. (2014). El fallo de Google Flu Trends y las flaquezas del ‘big data’. 5 de junio de 2019, de Diario El Comercio, Perú Sitio web: https://elcomercio.pe/tecnologia/empresas/fallo-google-flu-trends-flaquezas-big-data-304885

Pilar José López. (2016). Google Flu Trends y los datos masivos: ¿extrapolable al ébola? . 5 de junio de 2019, de Revista Internacional de Tecnología, Ciencia y Sociedad, UCM España


Compartir en:

Escríbenos